Teléfono.: 91 632 22 20Reserva de habitaciones

¿Qué es la ceremonia de la arena?

Posted in: Bodas
¿Qué es la ceremonia de la arena?

Sin duda, lo que se lleva en las bodas de hoy en día es innovar, hacer de tu boda algo diferente. Esto no tiene que ser sólo para el disfrute de los novios, sino que también se beneficiarán de ello todas las personas que asistan. Entre todos los métodos para innovar que están surgiendo hay uno que destaca sobre muchos y que está en pleno auge: la ceremonia de la arena. Su origen no está del todo claro, pero muchas teorías apuntan a que la ceremonia de la arena surgió en Hawái.

¿En qué consiste la ceremonia de la arena?

En la ceremonia de la arena, cada uno de los novios está representado por un recipiente relleno de arena. Durante el ritual, ambos vierten su arena, que hace alusión a su vida independiente y a lo que cada uno es capaz de aportar, en un recipiente común. Cuando ambas arenas se mezclan, lo que representan es la nueva vida marital.

Para que la ceremonia de la arena sea más visual, lo ideal es que se utilicen dos tipos diferentes de arena y recipientes de cristal. De esta forma se apreciará mucho mejor la simbología del ritual.

Lo que necesitas para hacer la ceremonia de la arena

Si has leído con atención, te habrás percatado de que, además de bonita, la ceremonia de la arena es bastante sencilla de hacer. Para llevarla a cabo, sólo necesitas:

  • Arena de cuarzo cristalino de dos colores.
  • Dos recipientes de cristal transparente en los que depositar la arena de cada uno de los novios.
  • Un recipiente más grande con abertura ancha para poder dejar caer las dos arenas a la vez.

Este tipo de ceremonia demuestra que las típicas bodas de iglesia, salón de convite y vals han quedado atrás y ahora se va mucho más allá. Las bodas civiles son las que no dejan de reinventarse, dando pie a la personalización máxima y a la incorporación de actos de otras culturas, como la ceremonia de la arena.

Además, hoy en día hay diferentes escenarios para celebrar tu boda: puedes hacerlo en una finca (como la de El Antiguo Convento), en un barco, en la terraza de un rascacielos o en cualquier otro lugar que se te ocurra. Las posibilidades son infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *