Teléfono.: 91 632 22 20Reserva de habitaciones

CUPIDO su verdadera historia

Posted in: Celebraciones, Curiosidades
Cupid-from-Galatea-by-Raphael painting-detail

Rafael: Detalle de la obra “Triunfo de Galatea” 1512.

En el día de San Valentín, vamos a contaros quién es realmente Cupido: ese angelito regordete con su arco de flechas de corazón tan adorable que todos conocemos.

frase_cupido-01El mito de Cupido nació en la antigua Grecia, en esa época era conocido como Eros, el hijo de Afrodita (la diosa del amor, la belleza y la fertilidad); ya en la época romana (cuya mitología era muy parecida a la griega) cupido era el hijo de Venus (la diosa equivalente a la Afrodita griega) y Marte (el dios de la guerra).

Cupido era el ayudante de su madre Venus, bastante travieso (como niño que era) y a veces, dada su falta de escrúpulos infantil, podía ser bastante cruel. A su espalda llevaba dos tipos de flechas: unas doradas con plumas (a las que actualmente representamos con un corazoncito) cuyos receptores se enamoraban instantáneamente y otras de plomo que dotaban a sus blancos de una indiferencia total. Imaginaros el enorme poder que tenía el angelito y las que podía liar (Un ejemplo es cuando Apolo bromeó sobre sus habilidades con el arco, a modo venganza, Cupido hizo que se enamorara de una ninfa disparándole a ella la flecha de plomo para que pasara de él).

La flecha de Cupido

Léon Bazile Perrault: La flecha de Cupido, 1882

Y es que los romanos y los griegos sabían ya que el amor es algo irracional e impredecible, no podemos controlar de quien nos enamoramos ni tampoco si seremos correspondidos, por eso lo pusieron en manos de un niño juguetón, caprichoso y a veces ciego.

Eso si, cuando Cupido dispara dos flechas doradas hace el mejor regalo que nos puede hacer, el que nos mantiene con una sonrisa bobalicona todo el día, el que hace que absolutamente todo pierda importancia, el que hace latir nuestros corazones a toda velocidad cuando sabemos que la/le vamos ver una vez más, el que domina nuestro comportamiento para llegar a hacer locuras solo para estar cerca de nuestro amado/a…

 

 

¡¡¡QUE VIVAN LAS FLECHAS DORADAS DEL AMOR!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *